XVII SEVILLA EUROPEAN FILM FEST
SECCIÓN OFICIAL

BORRAR EL HISTORIAL

La segunda película francesa del certamen, ganadora del Oso de Plata en la última Berlinale, es una comedia absurda y descacharrante, esta sí que la comedia francesa del año (frase que aparece en la publicidad de otras quince cintas anualmente), sobre los problemas de la vida moderna por culpa de (o gracias a) la tecnología. Aunque, paradójicamente, quizás sea la menos francesa (en cuanto a estilo y modos) de las comedias francesas que estamos acostumbrados a ver.
Tres vecinos de un suburbio de una ciudad de provincias francesa se enfrentan a problemas personales y otros relacionados con las redes sociales, Internet y la televisión, y como no consiguen encontrar una solución por las buenas, le declaran la guerra a los gigantes tecnológicos.
Los directores se esfuerzan en meter un gag por escena, manteniendo el mismo nivel casi en todos ellos, llegando a cotas de sátira, de desquicie, muy altos, rozando lo escatológico alguna que otra vez (la cita a la mítica Algo pasa con Mary resulta muy evidente).
Pero también (y sobre todo) hay una mordaz crítica a la dictadura de la tecnología, a la imbecilidad que nos provoca el móvil (estamos enganchados, no lo podemos negar) que nos tiene más pendientes del mundo virtual que del real.
El trío protagonista, cómicos reconocidos en su país y de gran talento, funciona a la perfección. Son perdedores, descarriados de la sociedad, torpes, incluso un poco feos. Puede incluso que sus intenciones estén lejos de tener sentido. Pero quieren recuperar su dignidad (perdida, robada…) por ellos y frente a sus hijos, que a su vez, también son víctimas del mundo digital (bullying, adictos a las compras…)
Pierde un poco de fuerza en su resolución, quizás por su interés de no hacer quedar demasiado mal a sus protagonistas, a los que, en realidad los directores aman. Eso sí, las carcajadas continuas desde el primer plano, no se reducen.

Francia-Bélgica, 2020 (110')
Título original: Effacer l'historique. Dirección y guion: Benoît Delépine, Gustave Kervern. Producción: Sylvie Pialat, Benoît Quainon. Fotografía: Hugues Poulain. Montaje: Stéphane Guillot Elmadjian. Intérpretes: Vincent Lacoste, Michel Houellebecq, Albert Delpy, Bouli Lanners, Philippe Rebbot, Vincent Dedienne.